fbpx

La Prefecta del Azuay, Cecilia Méndez, mantuvo una reunión con los asambleístas electos por el Azuay y representantes de la parroquia Molleturo, donde expuso una de las problemáticas históricas que afecta al territorio como es el conflicto limítrofe entre el Azuay y Guayas.

En la reunión de trabajo efectuada en la sala de Sesiones de la Casa de la Provincia, estuvieron presentes los asambleístas Rodrigo Fajardo, Juan Cristóbal Lloret y de forma parcial, por temas de salud, Sofía Sánchez; Marcelo Cabrera y Bruno Segovia también fueron invitados, pero no asistieron.

Por su parte, la Prefecta de la provincia manifestó que “como depositarios del voto de confianza de la población del Azuay, y Molleturo es parte de ello, es necesaria una exposición a fin de que conozcan lo que sucede. Además, puntualizó que se debería asumir con responsabilidad, dignidad y seriedad los problemas del Azuay y en este caso, el limítrofe, que es preocupante”. 

En este encuentro con los legisladores de la provincia, se proporcionó información sobre este conflicto y cómo afecta a los habitantes de la parroquia Molleturo, después que en marzo del 2015 se firmó un “acuerdo amistoso” entre los entonces prefectos del Azuay y Guayas, Paúl Carrasco y Jimmy Jairala respectivamente, lo que significó, que dispusieran de 284 km² para la provincia del Guayas. La ejecución de este acuerdo significa para la población, la división de comunidades, parcelación de terrenos y hasta edificaciones como consecuencia del trazado anti técnico de la línea propuesta con el mencionado acuerdo, así como la falta de participación e identidad que le fue negada a la población. 

Por otro lado, los asesores jurídicos Tarquino Orellana y Santiago Jara, quienes llevan adelante este proceso, encontraron en los archivos evidencias claras de un proceso inconsulto, carente de sentido técnico y social que tiene indefiniciones limítrofes. Este problema involucra a las comunidades que están asentadas en la zona de conflicto.

Por su parte Víctor Bueno, en representación de la zona costanera de Molleturo, expuso a los asambleístas que “ahora tenemos las herramientas jurídicas, técnicas y una comunidad que está dispuesta a colaborar para que se solucione este conflicto que no es fácil, porque atrás también está el tema político y económico. Y los que más sufrimos somos los que vivimos ahí”. 

De la misma manera, Carlos Morales, presidente del GAD de Molleturo, invitó a los asambleístas a recorrer las comunidades para que se cercioren del estado de conflicto en el que se encuentra la población. 

Es así que los aportes de los asambleístas sumaron elementos importantes al entendimiento de esta problemática y sobre todo, su compromiso expreso para con el pueblo de Molleturo. Por tal motivo, se comprometieron a ser parte en el acercamiento y diálogo que tiene que hacerse con los ministerios una vez que sean posicionadas las autoridades del nuevo gobierno; así también a nivel local con el concejo cantonal, de quienes se ha recibido respaldo en el proceso mediante la Comisión Ad Hoc que es parte de la Comisión Provincial de Límites Azuay-Guayas, sin embargo, y como se informó a los asambleístas, es momento de que así como se pronunció el Consejo Provincial del Azuay a favor de Molleturo, se pronuncie también el Concejo del Municipio de Cuenca, habiéndose ya comprometido el Sr. Alcalde Pedro Palacios, con esta acción. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *