fbpx

Un minimarket en Cuenca, fue clausurado, al evidenciar la caducidad (con fechas desde el 2016) de más de 500 alimentos procesados, embutidos y medicamentos; además del mal estado algunos de ellos, así lo informó la Agencia Nacional de Regulación Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa).

Técnicos de ARCSA realizaron la inspección tras un llamado de la Policía Nacional. En el local se procedió a revisar al azar los productos que se encontraban en perchas y frigoríficos. Las instalaciones presentaban inadecuadas condiciones de limpieza: polvo y restos de líquidos en el piso.

Productos, vigentes y expirados, se encontraron en la misma percha, así lo indicó ARCSA, se encontró; snacks, café soluble y embutidos, marcaban fechas de vigencia hasta el 2016, 2017, 2019 y otros vencidos a inicios de este año. Los cárnicos procesados ya presentaban malos olores y evidencia de descomposición.

Otro de los hallazgos fue la venta de medicamentos también caducados con fecha de hace cinco años. El Coordinador Zonal 6 de Arcsa, Enrique Córdova, recordó que únicamente farmacias y botiquines pueden expender medicamentos, ya que cuentan con personal profesional para la dispensación de los mismos.

Ante el riesgo que implica a la salud la comercialización de productos caducados y las condiciones de insalubridad, y ante la sospecha de presencia de plagas por las heces encontradas, se procedió a clausurar el local. Al propietario se le inicia un proceso administrativo, que según la Ley, puede acarrear una sanción económica de 10 salarios básicos unificados.

https://twitter.com/ARCSA_CZ6/status/1395451519537983495

Información: Arcsa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *