fbpx

¡Ilesos! de un atentado salieron hoy, el presidente de Colombia, Iván Duque, y sus ministros del Interior y de Defensa cuando fueron víctimas de varios tiros contra el helicóptero presidencial, cuando se aproximaba a la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela.

Se conoce que, el helicóptero, Sikorsky UH-60 Black Hawk de la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), recibió al menos seis impactos de bala, pero pudo aterrizar con sus ocupantes a salvo en el aeropuerto internacional Camilo Daza, de Cúcuta, capital de Norte de Santander.

«Es un atentado cobarde, donde se ven impactos de bala a la aeronave presidencial», manifestó el presidente en Cúcuta.

En videos grabados y que se ha compartido en redes sociales, se puede ver como un helicóptero sobrevuela la zona a baja altura y se escuchan disparos durante al menos 15 segundos.

Atentado:

Hasta el momento nadie se ha atribuido el atentado que se produjo en una región en la que proliferan distintos grupos armados ilegales.

La región está compuesta por once municipios donde operan la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), disidentes de las FARC, un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) y bandas de narcotraficantes. Incluso en Cúcuta, la capital regional, que tiene los principales pasos fronterizos de Colombia con Venezuela, hay fuerte presencia de estos grupos y de bandas criminales dedicadas al narcotráfico, la extorsión y el contrabando.

«Una vez más reiteramos que como Gobierno no vamos a desfallecer un solo minuto, un solo día, en la lucha contra el narcotráfico, el terrorismo y los organismos de criminalidad organizada que operan en el país. Aquí no nos amedrentan con violencia ni con actos de terrorismo, nuestro Estado es fuerte», expresó hoy Duque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *