fbpx

Con el objetivo de evitar que 1,5 toneladas de plástico vayan a ríos y quebradas o que el plástico “sucio” sea enviado al Relleno Sanitario de Pichacay, la Universidad Católica en conjunto con la Alcaldía trabajan en el proyecto de vivienda sustentable.

Casa de plástico reciclado

El alcalde de Cuenca, Pedro Palacios, informó que actualmente en la ciudad se producen alrededor de 520 toneladas de basura diarias, de las cuales el 11% corresponde a plástico que va al Relleno Sanitario de Pichacay, y por consecuencia esto hace que su vida útil sea menor.

Diego Morales, Concejal y docente de la Universidad Católica por su parte dio a conocer que la vivienda tiene 32 metros cuadrados, «Se han utilizado más de 1000 bloques, además se incorporan varios materiales como yute, plástico, caña y cartón prensado, adicional tiene un sistema inteligente de control automatizado mediante la aplicación telegram, sistema energético basado en paneles solares, sistema de recolección de agua lluvia para el baño y para el invernadero, además de un 30% de ahorro comparado con la construcción tradicional”.

Enrique Pozo, rector de la Universidad manifestó que es posible hacer del reciclaje un mecanismo que permita convivir mejor en el ambiente.

Por su parte Dora Ordóñez, gerente de EMAC EP, dijo que muy pronto se suscribirá un convenio que permitirá entregar recursos desde la EMAC y en coordinación con Universidad Católica de Cuenca, para evitar que gran cantidad de toneladas de plástico vayan al Relleno Sanitario de Pichacay y así alargar su vida útil”.