fbpx

En la iglesia de El Sagrario-Catedral Vieja, se desarrolló el acto especial, al cumplirse 21 años de la declaratoria de Cuenca como Patrimonio Cultural de la Humanidad. La artesana Matilde Sacaquirin y el escultor Virgilio Quinde, recibieron la presea Cuenca Patrimonio Cultural, por parte de la Alcaldía.

Quinde, de 97 años, inició a sus 6 años modelando en arcilla figuras humanas y diversos objetos, sus obras donará al Museo Remigio Crespo y al Museo Pumapungo.

Manifestó que es un honor y una alegría recibir este reconocimiento a su trabajo. Entre las obras
principales de Quinde está la escultura “chola cuencana” de 2,20 metros elaborada en 1957, en tres meses. También tiene una infinidad de esculturas religiosas, y trabajos que están en otras ciudades como Alausí, Loja, Machala y fuera del país en Alemania. Entre sus últimos trabajos consta el busto al padre Carlos Crespi.

Doña Matilde, de 75 años, aprendió el oficio de tejer a sus 5 años. Agradeció por el título recibido y espera que su trabajo, que lo efectúa en el patio de su casa en Barabón Chico, sea valorado.

Matilde, quien teje unas cinco docenas de abanicos a la semana, añora las épocas en las que sus productos tenían una alta demanda actualmente vende indirectamente.

El alcalde Pedro Palacios destacó la labor de Doña Matilde y de Don Virgilio, manifestó que gracias a su trabajo minucioso y con mucho arte, han contribuido a que Cuenca preserve su título de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El Primer Personero Municipal además dio a conocer que a través de la Dirección de Áreas Históricas y Patrimoniales se realiza el Plan de Gestión Patrimonio Cultural del Cantón Cuenca, que permitirá efectuar obras a corto mediano y largo plazo.Plan de Gestión que está basado en ejes como: Ordenamiento Territorial, Ordenamiento Administrativo, Ordenamiento Financiero, Ordenamiento Jurídico, Ordenamiento Tecnológico, Ordenamiento Metodológico y Social. El Plan de Gestión contempla la generación de un banco de proyectos, entre ellos la recuperación del colegio Francisco Febres Cordero.

El Burgomaestre, indicó que también se trabaja en la implementación del Código del Patrimonio y se busca que la labor que se desarrolle sea un modelo para la gestión y un referente del manejo técnico y responsable de los diversos fondos patrimoniales por medio de procesos ágiles, digitales de planificación e intervención en los que la ciudadanía participe y sea parte del legado que se deje a la nuevas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *