fbpx

A través de las redes sociales, este fin de semana, los padres de la pequeña, Amberly Veloz, quien tenía un año de edad, confirmaron que su hija perdió la batalla contra la atrofia muscular espinal (AME) tipo I.

La familia de la pequeña, que se traslado a vivir a la capital de la república, lucharon por tratar de conseguir dos millones de dólares, y poder conseguir la medicación necesaria para la pequeña.

Este es el segundo caso, en Ecuador de AME que lamentablemente fallecieron. El pasado jueves fue el pequeño Ian Rivera. Los dos esperaban poder adquirir la medicina más cara del mundo para salvar su vida: la infusión intravenosa Zolgensma, que cuesta 2,1 millones de dólares.

Continúan en la lucha

En Ecuador aún quedan dos pequeños que luchan esta batalla, tratar de conseguir el medicamento y que debe ser inyectado antes de cumplir los 2 años de edad.

Uno de ellos es el caso de Nohelia Valverde, quien vive en Cuenca, y que recientemente su familia en conjunto con medios de comunicación de la localidad y artistas e renombre organizaron una Teletón, y poder seguir sumando a la esperanza de mejorar su calidad de vida, quien con tan solo un año de edad padece la enfermedad catastrófica.

Dereck Pinargote García, tiene seis meses de edad y vive en Portoviejo, es otro de los pequeños luchadores de la misma enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *