fbpx

La campaña “Ecuador sin Incendios Forestales” es la campaña que se presentó hoy en Azuay por parte de la Gobernación del Azuay, el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE), Ministerio del
Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), ECU 911 y Cuerpos de Bomberos de la Provincia.

Silvio Cabrera, responsable de la Unidad de Bosques y Vida Silvestre de la Dirección Zonal 6 del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica, manifestó que la campaña está orientada a fomentar acciones de sensibilización ciudadana para prevenir la generación de este tipo de eventos que cada año afectan gravemente el estado de conservación de los ecosistemas, la regulación del recurso hídrico y la pérdida de la biodiversidad.


Trabajo interinstitucional

Brigadistas, guardabosques y guardaparques capacitados con el equipamiento necesario para apoyar en tareas de control y liquidación de incendios forestales, forman parte de la campaña.

El Coordinador Zonal 6 del SNGRE, Milton Benítez, dio a conocer que durante este 2021, se ha registrado un total de 446,23 hectáreas de vegetación destruida por incendios forestales, a la fecha, los cantones más afectados son: Oña con 113 hectáreas y Cuenca con 89,59 hectáreas.

“En el 2020, Azuay fue la tercera provincia con mayor incidencia de incendios forestales con 3.171 ha afectadas, después de Loja (6.024 ha) y Pichincha (4.220 ha), por ello hemos unido esfuerzos con las diferentes instituciones para el plan de contingencia de prevención y combate de este evento peligroso”.


Sanciones por la generación de incendios forestales

Pablo Jerves, director Distrital del MAG, comentó que “los técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería serán capacitados en prevención de incendios forestales, para a su vez difundir y ser promotores de esta campaña en
los cantones y parroquias rurales en las que el MAG atiende”.


El Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 246, sanciona con prisión de uno a tres años a quien provoque directa o indirectamente incendios o instigue a realizarlos en bosques nativos, plantados o páramos. Si en consecuencia de este delito, se produce la muerte de una o más personas, la sanción es de 13 a 16 años de cárcel.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *