fbpx

Una farmacia clausurada y tres en proceso de sanción dejaron los controles realizados en Cuenca por parte de los técnicos de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), luego de evidenciar que en estos locales se brindaban tratamientos médicos y se aplicaban inyecciones, incumpliendo lo que establece el artículo 172 de Ley Orgánica de Salud.

Esta norma establece que “en ningún caso las farmacias o botiquines pueden ofertar servicios médicos, toma de muestras biológicas o aplicación de tratamientos (sean invasivos o no)”; de hacerlo se considera un riesgo a la salud de la ciudadanía, ya que al aplicar, por ejemplo inyecciones, pueden generar una reacción alérgica y un shock anafiláctico, que podría causar serias afectaciones a la salud de los ciudadanos.

De forma permanente, Arcsa ejecuta inspecciones a más de 840 farmacias registradas en la Zona 6 (Azuay, Cañar y Morona Santiago). En estas visitas se constata la regularización del Registro Sanitario de medicamentos, las condiciones higiénico-sanitarias del local, control de venta de medicamentos que requieren prescripción médica, cumplimiento de turnos de farmacias, entre otros.

Adicionalmente se actúa bajo denuncias ciudadanas: uno de los casos reportados fue de una farmacia en se aplicaban inyecciones y brindaban tratamientos de antibióticos sin receta médica a niños. Los técnicos acudieron al lugar y constataron que una mujer salía del establecimiento tras recibir una inyección, por eso la farmacia fue clausurada de forma temporal.

En lo que va del 2020 se han presentado en Cuenca otros tres casos similares, cuyos procesos sancionatorios se encuentran en trámite. Se recuerda a la ciudadanía que puede reportar estas y otras irregularidades sanitarias mediante la aplicación gratuita Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.

Por: Paola Cando

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *