fbpx

El proyecto piloto de implementación y uso de la funda verde, arrancó en la parte urbana de la parroquia Sinincay. Se prevé que este nuevo sistema de recolección inicie en febrero de 2021.

Dora Ordóñez, gerente de la EMAC, explicó que esta iniciativa busca fortalecer el sistema de gestión integral de los residuos sólidos, con el propósito de aprovecharlos para varios fines, uno de ellos es la elaboración de compost para labores agrícolas, con base en el contenido orgánico que desechan las familias.

Otro de los objetivos es prolongar la vida útil del relleno sanitario de Pichacay, Ordóñez indicó que con la correcta clasificación de los residuos, el material que se deposita en las fundas celestes se canalizará de mejor manera, beneficiando así a los recicladores de dicha parroquia.

La funda verde está destinada para los residuos de frutas y verduras, cortezas, granos, restos de plantas o césped podado, residuos de comida, entre otros. En ella, no se podrán colocar residuos líquidos como sopas, jugos o lácteos, tampoco excrementos de animales. En el caso de las fundas celeste y negra, para esta parroquia, la recolección será los jueves a partir de las 08h00.

Por su parte, Wilfrido Bermeo, director técnico de la EMAC EP, indicó que, en el transcurso de estos días, tanto el personal de la Empresa, como miembros del equipo del GAD Parroquial de Sinincay, visitarán puerta a puerta los hogares que contemplan la parte urbana de esta jurisdicción, pues el propósito es que la gente se motive con esta propuesta, se sume a la iniciativa, cumpla con lo requerido en el uso de la funda verde y que, posterior, según avance el proyecto, éste pueda replicarse en otras parroquias del cantón. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *