fbpx

La Fiscalía en conjunto con la Agencia de Regulación y Control Sanitario (Arcsa) y la Policía Nacional, este martes 2 de febrero del 2021 allanó las oficinas de un centro médico, ubicado en el centro norte de Quito, donde se encontraron 154.800 pruebas para detección de Covid-19 que no cuentan con registro sanitario.

Se dió a conocer que este establecimiento no tenía permisos de funcionamiento, ni RUC y no cumplía con las condiciones adecuadas para almacenar dichas pruebas.

Se determinó que la falta de registro sanitario en el envase, facilita la importación y comercialización de las pruebas de detección de Covid-19.

En total se incautaron 258 cajas, cada una con 600 pruebas en su interior, además de documentación relacionada con el esposo de la sentenciada (en varios procesos penales) María Sol L.

La Fiscalía General del Estado fijó en cadena de custodia este material y posiblemente se dará apertura para una investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *