fbpx

El equipo de profesionales del Hospital Vicente Corral Moscoso llevó a cabo con éxito el tratamiento a una niña que padecía de una malformación congénita de su sistema nervioso, no muy frecuente, denominada encefalocele, permitiendo devolver su sonrisa y una vida normal.

El encefalocele es una malformación adquirida durante el desarrollo fetal en la que una parte del tejido del cerebro y de las capas que lo cubren se desarrolla por fuera de los huesos del cráneo formando una masa o bolsa, siendo la más frecuente en la parte posterior del cráneo y la menos común en la parte frontal del mismo.

La prevalencia de los casos de encefalocele es entre uno a cinco por cada 10.000 nacimientos a nivel de Latinoamérica, de los cuales de acuerdo a su localización, el 75% es occipital o posterior, el 10% parietal y el 15% frontal.

La menor, es una paciente del cantón Gualaquiza, provincia de Morona Santiago, quien fue referida al Hospital Vicente Corral Moscoso, donde se diagnosticó que padecía de esta anomalía en la parte frontal, comprometiendo la órbita izquierda del ojo y la nariz, que requirió de la intervención quirúrgica por parte de Neurocirugía, Cirugía Maxilofacial y Otorrinolaringología, con resultados favorables, indicó Iván Feicán, gerente del hospital.

La masa al estar ubicada en la parte frontal, en su mayoríano suele incluir tejido cerebral, de manera que se trata de uno de los subtipos que tiene menor riesgo de daños nerviosos; sin embargo puede causar dificultades visuales y respiratorias importantes que pueden poner en peligro la vida del menor.

La pequeña continuará con vigilancia de neurocirugía para su desarrollo intelectual normal; mientras cirugía maxilofacial y otorrinolaringología se encargarán de mantener la integridad de la nariz y su funcionalidad, incluido los conductos lacrimales para evitar problemas de acumulación de lágrimas.

Liliana, madre de la menor, agradeció al hospital por la atención brindada: “Mi hija nació con una masa en la frente, me enviaron a Cuenca para el tratamiento y gracias a los médicos que le realizaron una cirugía todo salió bien y lograron solucionar el problema, la carita de mi niña se ve muy bien”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *