fbpx

Un operativo interinstitucional liderado por la Intendencia de Policía del Azuay, se ejecutó la madrugada de este domingo dejando como resultado el retiro de más de 250 personas de locales de recepción y establecimientos que no contaban con los permisos y protocolos de bioseguridad establecidos por el COE y que además irrespetaba el horario de atención establecido.

El primer control se desarrolló en un local de recepciones ubicado en la Avenida de las Américas; en el sitio la propietaria no contaba con los protocolos de bioseguridad, por lo que las autoridades dispusieron el retiro de los asistentes.

Tras la denuncia ciudadana, las autoridades llegaron un establecimiento del Centro Histórico, cuyo propietario al percatarse de la presencia de la Policía cerró las puertas y ocultó a las personas que se encontraban en el interior en un pequeño pasillo.

Franklin Torres, intendente de Policía del Azuay, permitió que el propietario del local entienda el error que cometía, reconociera su falta y dejó a las personas, en su mayoría jóvenes, abandonen el lugar.

Finalmente, en Totoracocha, una llamada de los habitantes al ECU-911 alertó sobre una fiesta en un local en el cual se encontraban más de un centenar de jóvenes.

En el lugar se registró una pelea entre un grupo de asistente que dejó varios heridos. Al llegar las autoridades, los jóvenes en su mayoría desalojaron el lugar.

El Intendente reiteró que los operativos continuarán y agradeció el apoyo de la ciudadanía que alerta este tipo de irregularidades.

“Existe una disposición clara por parte del gobernador Esteban Bernal, de control este tipo de eventos en los que se irrespetan los protocolos de bioseguridad, recordemos que, si bien Azuay tiene un alto porcentaje de vacunados, la emergencia no ha pasado y todos debemos contribuir para evitar más contagios”, agregó Torres.

Información: Gobernación del Azuay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *